¿Resuelto el mítico misterio del Yeti?

Un genetista cree haber resuelto el enigma de uno de los mayores mitos de la criptozoología: el Yeti o Abominable Hombre de las Nieves, de la cordillera del Himalaya.

1380286_560708657316102_130191060_n
El misterio ha circulado a través de las nieves de la región montañosa durante siglos, desde Alejandro Magno buscaba un yeti en su marcha por el este el valle del Indo, en la década de los años 50, hasta los montañeros de prestigio como Edmund Hillary afirmaron haber visto huellas de la legendaria bestia, que al parecer camina erguido y está cubierto de pelo.

Ahora, utilizando el análisis de ADN a partir de dos muestras diferentes de cabello – uno de un extraño animal disparado por un cazador hace 40 años en la región de Ladakh, en el norte de India, y una segunda muestra que se encuentró en un bosque de Bhutan bambú hace 10 años. El genetista Bryan Sykes, de la Universidad de Oxford afirma haber unido las muestras de la quijada de un antiguo oso polar que se encuentró en Noruega.

El profesor de genética de la Universidad de Oxford, Bryan Sykes. posa con una muestra de ADN tomada de pelo de un animal Del Himalaya.

¿Un oso raro?
A principios de la década de 1970, un montañero francés por la región de Ladakh (en el borde occidental de la cordillera del Himalaya) se encontró con un cazador que había encontrado los restos de un extraño animal – del tamaño de un ser humano, que había disparado recientemente. El alpinista guarda una muestra de los cabellos, que más tarde pasó a Sykes.

Supuesto cuero cabelludo del Yeti, en el Monasterio de Khmjung

Sykes encontró la muestra de cabello de Ladakh especialmente intrigante. “El hecho de que el cazador pensara que éste era de alguna manera inusual y tuviera miedo de él, me hace pensar que esta especie de oso puede comportarse de manera diferente“, dijo a The Telegraph, “Tal vez sea más agresivo, más peligroso o más bípedo que otros osos“.

Sykes inició el estudio a través de la comparación de muestra de pelo, y la muestra de 10 años de edad de Bután, comparándola con una base de datos de ADN de animales recogido. “En el Himalaya, en la colección encontré las clases habituales de osos y otros animales“, dijo Sykes.

Pero los particularmente interesantes, es que aquellas huellas genéticas no están vinculados a los osos pardos o cualquier otros osos modernos, si no a un ancestro de oso polar“.

Ese oso polar vivó en Noruega hace entre 40.000 y 120.000 años, y su ADN se encuentra en un 100% de las recientes muestras de cabello de Ladakh y Bután. “Se trata de una especie que vivió hace 40.000 años“, dijo Sykes. “Ahora, sabemos que uno de ellos estaba caminando alrededor de hace 10.000 años

Más investigación necesaria

Sykes – cuya investigación aún no ha sido publicada en ninguna revista,  llega a asegurar que el Himalaya es el hogar de una raza antigua de oso polar “Queda mucho trabajo por hacer en la interpretación de los resultados. Yo no creo que esto significa que hay antiguos osos polares deambulando por la cordillera del Himalaya” aseguró al Telegraph.

Podría significar que hay una subespecie del oso pardo en el Alto Himalaya descendien del oso que fue ancestro del oso polar” añadió Sykes “O podría significar que se trata del híbrido más reciente entre oso pardo y el descendiente del ya extinto oso polar“.

Recientemente, los científicos han descubierto que los osos polares y los osos pardos están más relacionados de lo que se pensaba anteriormente. Análisis de ADN mitocondrial a partir de 2011 sugirió que los osos pardos de Irlanda pueden haber dado lugar al moderno oso polar, pero la investigación más reciente encuentra que – debido a una larga historia de mestizaje – las líneas genéticas de los osos polares y los osos pardos se confunden.

Aunque se necesitan más estudios para determinar si el yeti existe en realidad, la investigación de Sykes es “el mejor estudio científico” que la mayoría de las investigaciones sobre el yeti; según asegura Benjamin Radford, columnista de Bad Science de LiveScience y editor, redactor adjunto de la revista Skeptical Inquirer,  a LiveScience.

Lo qué hace de diferente en el estudio de Sykes, es que él usa la buena ciencia a través de las pruebas genéticas“, añadió Radford. “Sin duda, es mucho más plausible que un oso sea confundido con un Yeti, a que exista una raza gigante de homínidos bípedos que nadie ha descubierto“.

fuente: phys.org, mnn.com
Redacta: Ardea Iniciativas y Estudios Ambientales
Estudios Ambientales, Evaluaciónes de Impacto Ambiental, Informes de Sostenibilidad Ambiental, Proyectos Ambientales, Proyectos de Ingeniería, Iniciativas Ambientales, Medio Ambiente, Certificado Energético, Certificación de Eficiencia Energética en Salamanca.
www.ardeaserviciosambientales.com
Anuncios

Acerca de ardeaserviciosambientales

Empresa dedicada al Medio Ambiente a través de los estudios ambientales como prevención y de las iniciativas ambientales como medida educativa.
Esta entrada fue publicada en Investigación, Nuevos descubrimientos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s